Como identificar el mejor modelo educativo para tu hijo

Como identificar el mejor modelo educativo para tu hijo

Si te encuentras en la búsqueda del mejor colegio para tu hijo o hija, seguramente ya has descubierto que existen diferentes modelos educativos que se imparten en los colegios, cada uno aborda la educación desde una perspectiva diferente.

Primero definamos que es un modelo educativo. Se le llama así a un conjunto de teorías y enfoques pedagógicos que los profesores utilizan para desarrollar un plan de estudio y la forma en que éste será transferido a los alumnos. Básicamente define la forma de enseñar y aprender.

Debido a que existen múltiples puntos de vista sobre cuál es la mejor forma de educar a nuestros hijos, los modelos educativos pueden ser ampliamente variables y tener diferentes ramificaciones. Por esta razón te mostraremos cuáles son los modelos más comunes.

1. Modelo tradicional

El modelo tradicional es el más habitual y el que ha moldeado a muchas generaciones.

Esté modelo coloca al maestro como la figura central del proceso de aprendizaje, poniéndolo como experto total en el tema y dedicado a la transmisión del conocimiento, el papel del alumno es como un simple receptor de la información. No fomenta mucho la participación, pero si la
repetición y memorización del conocimiento para asegurar el entendimiento del alumno y pone gran énfasis en la disciplina y sentido de la responsabilidad.

2. Modelo conductista

Este modelo se centra en identificar las capacidades del alumno y a través de ellas definir objetivos que le permitan desarrollar esas capacidades de forma observable y medible. En este modelo el maestro toma el rol de guía y observador ayudando a definir los objetivos del alumno e indicando
la metodología ideal para alcanzarlos. Además de esto observa y evalúa el desempeño del alumno.

Los alumnos aprenden solos y a su ritmo en base a los objetivos definidos por el maestro, quien los establece en base a las habilidades e inquietudes del alumno. Si el estudiante no logra su objetivo tienen que observar, informarse y realizar las prácticas que lo lleven a cumplirlo, siempre guiado por su maestro.

3. Modelo constructivista

El constructivismo considera que la enseñanza no es una simple transmisión de conocimiento, por el contrario cree que se le deben dar al alumno las herramientas para que ellos “construyan” su propio conocimiento a través de la acción. En este modelo educativo el alumno tiene una participación activa y dinámica donde el maestro busca estimular que el alumno piense, reflexione e interprete la realidad por sí mismo, ayudándolo a que adquiera el conocimiento de una forma más natural.

4. Modelo humanista

Contrario a lo que se cree este modelo no se centra en lo emocional o afectivo, pero considera la parte emocional y humana como una característica fundamental de las personas. Esto se traduce en un modelo que reconoce a cada uno de sus alumnos como personas únicas, con inquietudes, habilidades y necesidades distintas, que deben ser tratadas de manera individual. Este modelo va más allá de preparar a los alumnos intelectualmente ya que busca inculcar también valores y
actitudes positivas que les ayuden a potencializar sus habilidades particulares.

Es común que las escuelas adapten estos modelos o tomen elementos de uno o varios y los complementan con su propia experiencia. Sin importar el modelo que elijas, lo más importante es que tu hijo se desarrolle en un ambiente sano que equilibre el desarrollo emocional e intelectual.