Qué es el TDAH

¿Qué es el TDAH?

Sabías que, todas las personas en algún momento dado de sus vidas pueden  presentar síntomas de TDAH.

Pero, para ser diagnosticado verdaderamente con este trastorno las personas tienen que presentar mucha más dificultad que otras en la ejecución de ciertas tareas o habilidades.

¿Qué es el TDAH?

El TDAH quiere decir Trastorno de Déficit de Atención y/o Hiperactividad. Es un trastorno causado por diferencias en el desarrollo de la anatomía y conexiones cerebrales. El desarrollo y las actividades del cerebro de las personas con este trastorno, presentan algunas diferencias que afectan la atención, el autocontrol y la capacidad de estar quieto.

Este trastorno puede afectar tanto a niños y niñas, incluso puede llegar hasta la edad adulta. Durante mucho tiempo se pensó que este problema se presentaba solo en la niñez y más aún si eran varones. Pero estudios de investigación dieron como resultados que puede persistir en la vida adulta de algunas personas, tanto en hombres como en mujeres.

¿Cuáles son los síntomas del TDAH?

Es muy común y normal que los niños y niñas en algunas ocasiones no presten atención, estén inquietos, no escuche o hagan caso a instrucciones que se les dan, pero en los niños con TDAH, las dificultades son mayores y ocurren más a menudo. El TDAH puede afectar a un niño en la escuela, el hogar y en su relación con los amigos.

Los síntomas pueden ser los siguientes:

Falta de atención: Los niños y niñas con falta de atención (se distraen con facilidad) tienen dificultad para concentrarse y mantenerse enfocados en una tarea. Por lo general no recuerdan todas las instrucciones, les cuesta trabajo iniciar las actividades, dejan incompletas las tareas, tienden a soñar despiertos y no recuerdan dónde dejaron las cosas.

Impulsivo: Los niños y niñas con hiperactividad son muy impulsivos, actúan muy rápido sin pensar qué es lo que están haciendo o diciendo. Es muy común que interrumpan a las personas cuando estén hablando, tomen cosas que no son de ellos, o agarren a otros niños/personas y los empujen.

Hiperactividad: Los niños y niñas con hiperactividad les cuesta mantenerse quietos, se aburren fácilmente y es muy común que realicen las cosas con descuido por el hecho de terminar rápido. Suelen correr, gritar o estar de un lado a otro molestando a otras personas sin tener la intención de hacerlo.

¿Cómo se diagnostica el TDAH?

Cuando los niños son muy pequeños suelen ser distraídos, inquietos e impulsivos, pero esto no quiere decir que tengan TDAH. La atención y el autocontrol se van desarrollando con el paso del tiempo y con la ayuda de los padres y maestros. El problema surge cuando los niños crecen, siguen teniendo estos problemas y llegan a afectar su entorno escolar, la relación con sus padres y amigos.

Los padres y maestros pueden notar ciertos síntomas en los niños que pudieran dar a entender que cuentan con el TDAH, pero quienes son los que tienen la última palabra para diagnosticar este trastorno son los médicos.

Los padres pueden acudir con el médico de cabecera de su hijo. El médico realizará algunas preguntas tanto a los padres como al niño para saber su comportamiento. Es posible que el especialista le de una lista de verificación a los padres, para recabar más información, y pedirles que le den una al maestro.

Después de reunir y estudiar la información requerida, los doctores diagnosticarán si es TDAH de la siguiente manera:

  • Si la falta de atención, la hiperactividad o impulsividad del niño superan lo requerido a su edad.
  • Los síntomas han estado presentes desde que el niño era pequeño.
  • El comportamiento del niño empieza a afectar en la escuela y la relación en la familia y los amigos.

Los especialistas que pueden diagnosticar el TDAH son:

  • Psicólogos clínicos
  • Pediatras
  • Psicólogos clínicos con licencia
  • Trabajadores sociales clínicos con licencia
  • Consejeros en salud mental con licencia
  • Psicólogos escolares
  • Maestros de educación especial

¿Cómo se trata el TDAH?

El tratamiento para el TDAH incluye lo siguiente:

  • Medicamentos: Estos tipos de medicamentos activan la capacidad del cerebro para autocontrolarse, prestar mayor atención y calmarse.
  • Terapia conductual: Puede ayudar a los chicos a tranformar sus conductas o hábitos negativos en positivos. También está la terapia cognitiva-conductual o del juego para ayudar a los niños a mejorar sus actitudes y comportamientos.
  • Apoyo en la escuela: Por medio del maestro de educación especial, el psicólogo escolar o el tutor del niño elaborarán actividades o estrategias para ayudar al niño a salir adelante, que le vaya bien y disfrute la escuela.
  • Asesoramiento para los padres: Es un entrenamiento que ayudará a los padres a conocer y entender mejor el TDAH, para aprender mejores maneras de responder a las dificultades de comportamiento de sus hijos.

Es necesario saber que el TDAH no se presenta porque el niño pase horas frente a la pantalla, por ingerir demasiados azúcares o por una falta de atención y cuidado de los padres.

El TDAH puede mejorar si el niño tiene una mejor alimentación, hace ejercicio regular, tiene horas de recreación, duerme lo debido y tiene la atención y cuidado de sus padres y médicos especialistas en el área.

Fuentes

Hasan, Shirin. (2017). TDAH (para Padres). 11/2017, de KidsHealth. Sitio web kidshealth.org

Understood. (2019). ¿Qué es el TDAH?. 2019, de Understood. Sitio web www.understood.org

TDAHyTú. (2015). Síntomas hiperactividad infantil: Falta de atención- TDAH. 05/2015, de TDAHyTú. Sitio web http://www.tdahytu.es